Ethereum activa Constantinople tras dos postergaciones

hace 4 meses

El pasado 28 de febrero, Ethereum realizó la esperada actualización de red llamada Constantinople, la cual había sido postergada en dos oportunidades. Debido a los retrasos, Constantinople tuvo que activarse en el mismo número de bloque que la actualización St. Petersburg para corregir varios problemas en redes de prueba de

El pasado 28 de febrero, Ethereum realizó la esperada actualización de red llamada Constantinople, la cual había sido postergada en dos oportunidades. Debido a los retrasos, Constantinople tuvo que activarse en el mismo número de bloque que la actualización St. Petersburg para corregir varios problemas en redes de prueba de Ethereum, tales como Ropsten.

La bifurcación ocurrió en el bloque 7.280.000, cerca de las 4:00 PM (GTM -4), implementando Propuestas de Mejora de Ethereum (EIPI), tanto mediante Constantinople, como con St. Petersburg.

Con Constantinople se activaron cuatro EIP. La EIP 1234 retrasa la Bomba de Dificultad de Ethereum durante 12 meses (la cual busca aumentar la dificultad de minado para facilitar la transición hacia un mecanismo de consenso de Proof of Stake) y ajusta la recompensa por bloque minado. Esto con el objetivo de que la blockchain no se congele antes de que el código para Proof of Stake esté listo e implementado.

La EIP 1014 permite realizar interacciones con direcciones que aún no existen en la cadena pero que se puede confiar en que contendrán código eventualmente. La EIP 1052 reduce la cantidad de gas necesario para ciertas actividades en la cadena. Por último, La EIP 145 activa las instrucciones de Bitwise shifting en la máquina virtual de Ethereum. En términos sencillos, esta EIP agrega una funcionalidad nativa al protocolo para facilitar y abaratar costos de ciertas tareas en la cadena.

Por su parte, las actualizaciones de St. Petersburg se enfocan en las redes de prueba. Son las mismas EIP antes mencionadas, pero aplicadas con anterioridad a las redes de prueba para corroborar su buen funcionamiento. Precisamente, durante las pruebas, se decidió remover la EIP 1283, una propuesta de mejora que reducía el gas en ciertas funciones de contratos de almacenamiento.

Ambas actualizaciones deben ser realizadas por pools de minería, operadores de nodos, mineros independientes, en orden de seguir trabajando con la cadena principal y no quedar separados de la nueva versión.

Esta fue la tercera oportunidad en que se intentó implementar Constantinople. Inicialmente pautada para octubre de 2018, y postergada nuevamente en enero de 2019, parece que los errores de código encontrados en ambas oportunidades fueron subsanados y permitieron finalmente la bifurcación. Ver más

Comentarios