Monero completa su bifurcación anti-ASIC y pierde 80% de hashrate

hace un mes

El pasado 9 de marzo, la red de Monero realizó la bifurcación programada con miras a cambiar el algoritmo de minado y defenderse ante la centralización por equipos ASIC. Con todo, la cantidad de ASIC que minaban en su red era tal que, una vez realizada la bifurcación, el poder

El pasado 9 de marzo, la red de Monero realizó la bifurcación programada con miras a cambiar el algoritmo de minado y defenderse ante la centralización por equipos ASIC. Con todo, la cantidad de ASIC que minaban en su red era tal que, una vez realizada la bifurcación, el poder de procesamiento cayó en un 81%.

La bifurcación, programada inicialmente para abril, se adelantó al mes de marzo tras haberse encontrado una alta presencia de ASIC minando en Monero. La actualización de red contempló el cambio de algoritmo desde CryptoNight V8 hacia CryptoNight-R, así como cambios en el algoritmo de tamaño de bloque dinámico, enfocadas en mitigar los ataques de Big Bang, el cual satura la red a través de transacciones de spam. También se agregó una identificación de pago cifrada ficticia para aumentar la privacidad de las transacciones.

Tras realizarse la bifurcación, el hashrate de Monero, que se encontraba en 919,1048 MH/s, cayó progresivamente hasta 170,0473 MH/s el 12 de marzo a las 2:00 GMT, evidenciando que más del 81% del poder de procesamiento de Monero estaba centralizado en equipos ASIC. Al momento de redacción, el hashrate de Monero ha ascendido a 275.3206 MH/s.

Con todo, esta caída de hashrate era esperable. Precisamente, la bifurcación se adelantó al conocerse que cerca de dicho porcentaje estaba concentrado en equipos ASIC. De igual manera, en la primera bifurcación de Monero realizada con este fin, en abril de 2018, la caída del poder de procesamiento también fue vertiginosa, hasta que logró estabilizarse nuevamente con minería de GPU.

Comentarios