Recompensas por minería en Ethereum descienden a su punto más bajo

hace 4 meses

Según reflejan estadísticas de EtherScan, el pasado sábado 16 de febrero solo fueron creados 13.281 ethers, una cifra que se distancia del promedio de 20500 ethers  en que se mantuvo oscilando la recompensa por minería desde octubre de 2017 hasta diciembre de 2018.Esta caída de la recompensa por

Según reflejan estadísticas de EtherScan, el pasado sábado 16 de febrero solo fueron creados 13.281 ethers, una cifra que se distancia del promedio de 20500 ethers  en que se mantuvo oscilando la recompensa por minería desde octubre de 2017 hasta diciembre de 2018.Esta caída de la recompensa por minería sucede en un momento peculiar. La creación de nuevos ethers tiene lugar como recompensa al trabajo de minería que asegura la red. Se supone que a más bloques minados, más ethers son creados como recompensa. Sin embargo, según se detalla en los gráficos de EtherScan, la dificultad por la minería ha aumentado en las últimas semanas en una relación contraria al aumento del poder de procesamiento de la red, el cual ha descendido a sus niveles más bajos desde 2017. Normalmente, la dificultad de minado aumenta cuando hay mayor poder de procesamiento para poder controlar la tasa de suministro de ethers. Sin embargo, cabe recordar que la transición desde Prueba de Trabajo a Prueba de Participación en Ethereum ya se ha demorado varios meses. En este sentido, se están creando más ethers a través de este método de los que se tenía pautado, alterando el suministro total y afectando, por tanto, el precio del criptoactivo. Fue por esta misma razón que en septiembre de 2018 se redujo la recompensa por la minería de 3 a 2 ETH, como paliativo por la postergación de la llamada ‘Bomba de Dificultad’ de Ethereum. Dicha ‘Bomba’ pretendía aumentar la dificultad de minado en Ethereum progresivamente para que la minería fuera dejando de ser rentable y se facilitara la transición a la Prueba de Participación como método de consenso. La implementación de esta estrategia se esperaba para Octubre de 2018, con la bifurcación llamada Constantinople. Sin embargo, dicha bifurcación ha sido postergada en dos ocasiones: primero en octubre de 2018, luego en enero de 2019. Se espera que finalmente la bifurcación tenga lugar a finales de febrero. Es probable que el aumento de la dificultad de minado a pesar de la caída del hashrate forme parte de los preparativos de la ‘Bomba de Dificultad’ a ser activada con Constantinople, lo que está produciendo la caída de la recompensa por minería de Ethereum.Ver más

Comentarios